Cincuenta personas cercanas al presidente de México entre los posibles objetivos de los clientes de NSO

Aal menos 50 personas cercanas al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador - incluida su esposa, niños, ayudantes y médico: se incluyeron en una lista filtrada de nombres compilada por un cliente gubernamental de la empresa israelí de software espía NSO Group antes de su elección..

Políticos de todos los partidos, así como periodistas, abogados, activistas, fiscales, diplomáticos, profesores, jueces, doctores y académicos, también estaban entre más de 15,000 individuos seleccionados como posibles objetivos para la vigilancia entre 2016 y 2017, según una investigación realizada por una colaboración de medios de comunicación internacionales, incluido The Guardian.

La extraordinaria cantidad de números mexicanos en los datos filtrados, incluidos los teléfonos pertenecientes a sacerdotes, víctimas de delitos patrocinados por el estado y los hijos de figuras destacadas: socava gravemente NSO afirma que su software de piratería solo es utilizado por sus clientes para combatir delitos graves y terrorismo.

Es probable que los contratos con NSO hubieran costado cientos de millones de dólares, en un país donde aproximadamente la mitad de la población vive en la pobreza.

“La capacidad de México para espiar a sus ciudadanos es inmensa. [Y] Es extremadamente fácil que la tecnología y la información obtenida a través del software espía caiga en manos privadas, ya sea del crimen organizado o comercial,”Dijo Jorge Rebolledo, a México Consultor de seguridad de la ciudad. "Lo que sabemos es solo la punta del iceberg".

La fuga de datos es una lista de más de 50,000 números de teléfono que, ya que 2016, se cree que han sido seleccionados como pertenecientes a personas de interés por clientes gubernamentales de NSO Group.

Si bien la filtración revela números de teléfono que fueron objeto de una posible vigilancia por parte de los clientes de Pegasus de NSO, No es posible decir si los teléfonos se infectaron con éxito con el software espía sin un análisis forense de cada dispositivo.. Pero el análisis técnico de más de 40 teléfonos de todo el mundo cuyos números se incluyeron en los datos encontraron evidencia de que fueron violados usando el software espía Pegasus.

Los registros cubren un período hacia el final de uno de los más escándalo-montado Administraciones mexicanas en la historia reciente. En el momento, el entonces presidente, Enrique Peña Nieto, y su Partido Revolucionario Institucional (PRI) fueron hundirse en las urnas - lo que puede explicar hasta dónde llegó el gobierno para espiar a su rival populista.

Los hallazgos reflejan las advertencias de los expertos en seguridad de que la cibervigilancia no está regulada y está fuera de control en México, un país donde los gobiernos federal y estatal han utilizado informantes durante mucho tiempo., infiltrados y dispositivos de escucha para monitorear y reprimir la disidencia.

México fue el primer país del mundo en comprar Pegasus de NSO y se convirtió en una especie de laboratorio para la tecnología de espionaje, que en ese momento estaba en su infancia.

El Ministerio de Defensa fue el primero en adquirir el software espía en 2011 - cinco años después del despliegue de las fuerzas armadas en la "guerra contra las drogas". Cuando se hizo el trato, Policía de México, El ejército y la marina ya habían estado implicados en abusos sistemáticos de los derechos humanos incluida la tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

Otras agencias mexicanas que Pegasus comprado y / u operado incluyen la oficina del fiscal general y el servicio de inteligencia de seguridad nacional (Cisen). También se cree que varias fuerzas de seguridad estatales tienen acceso al software espía., y la corrupción generalizada ha generado preocupaciones de que podría terminar en las manos equivocadas..

En 2012, Peña Nieto, un joven, político bien arreglado promocionado como un reformador, beat López Obrador, el ex alcalde de la Ciudad de México, para devolver el PRI al poder después de una pausa de 12 años.

Peña Nieto prometió llevar a México al lugar que le corresponde en el escenario mundial. Pero una serie de escándalos de corrupción, Los abusos de derechos humanos y los encubrimientos pronto empañaron su reputación.. Mientras tanto López Obrador, conocido como Amlo, ya estaba planeando otra carrera para la presidencia, y su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), fue ganando terreno en las elecciones locales.

Mientras Amlo cruzaba el país haciendo campaña, sin emabargo, Los clientes mexicanos de NSO seleccionaron a casi todas las personas de su círculo íntimo como personas de interés, incluida su esposa., tres hijos, tres hermanos y dos ex-choferes, según el análisis de los datos filtrados. Amlo rara vez usaba su propio teléfono, confiando en cambio en los de su asistente y jefe de comunicaciones, los cuales fueron seleccionados. Su jefe de personal, Alfonso Romo, su asesor legal, Julio Scherer Ibarra, y su coordinador de comunicaciones, Jesús Ramírez Cuevas, también fueron seleccionados.

Incluso el gerente del equipo de béisbol amateur en el que juega Amlo fue seleccionado, al igual que su cardiólogo., Patricio Heriberto Ortíz Fernández.

Amlo se sometió a una cirugía en 2013 después de un infarto a la edad de 60, después de lo cual su salud se convirtió en tema de especulación en la prensa que arrojó dudas sobre su capacidad. “El único objetivo era el candidato; Yo era una herramienta,”Dijo Ortíz, quien agregó que nunca habló sobre la salud de Amlo por teléfono. "Creo que es muy serio, pero era como iban las cosas en el pais. Desafortunadamente, No me sorprende."

Los clientes mexicanos de NSO también seleccionaron decenas de figuras nacionales y locales de Morena., incluyendo a Claudia Sheinbaum, quien luego se convirtió en el alcalde de la Ciudad de México. No está claro cuántos teléfonos fueron realmente atacados o infectados con éxito, pero las conversaciones privadas, incluida una entre el hijo de Amlo y un alto funcionario del partido, se filtraban con frecuencia a los medios de comunicación.

“Siempre pensé que el antiguo régimen nos espiaba con fines políticos,", Dijo Sheinbaum cuando se le informó sobre el objetivo. “El espionaje político se utilizó como una forma de persecución, [cual] es ilegal. Hoy en día, la inteligencia se utiliza para reducir la violencia y el crimen de manera legal ”.

Las agencias mexicanas buscaron apuntar a políticos de todos los partidos, incluido el PRI gobernante, con Pegasus.. Notablemente, los datos filtrados sugieren que al menos 45 Gobernadores actuales y anteriores de México 32 Los estados fueron candidatos para la vigilancia durante el período de dos años..

“Recopilar inteligencia rara vez se trata de aplicar la ley en México. Se trata de obtener información sobre la que se pueda actuar si es políticamente beneficioso.,” said Erubiel Tirado, un analista de seguridad.

Also selected was Peña Nieto’s predecessor, Felipe Calderón, así como su esposa, Margarita Zavala.

Zavala recuerda haber recibido mensajes de texto sospechosos tras anunciar su propia candidatura a la presidencia, pero ya no tiene acceso a ese teléfono móvil para el análisis forense que establecería si había sido pirateada con éxito. Los datos muestran que ella y los miembros de su equipo de campaña fueron seleccionados en 2017 por más de un cliente NSO.

“Under Peña, el uso de Pegasus se volvió loco,” said Guillermo Valdés Castellanos, la cabeza de Cisen de 2006 a 2011. “La tecnología como Pegasus es muy útil para combatir el crimen organizado, pero la falta total de controles y contrapesos significa que fácilmente termina en manos privadas y se utiliza para ganancias políticas y personales sin rendición de cuentas ".

En este momento, la oficina del fiscal general y Cisen también estaban operando Pegasus. Según funcionarios de inteligencia, La popularidad del software espía también estaba aumentando a nivel estatal., en parte gracias a un floreciente mercado negro.

Los datos filtrados muestran que sospechosos de delitos y funcionarios supuestamente corruptos, incluidos abogados de narcos de alto perfil y gobernadores estatales deshonrados, fueron seleccionados como objetivos.. Pero también fueron víctimas de algunos de los escándalos más grandes que envolvieron al gobierno de Peña Nieto.

El más dañino fue el horrible caso de 43 estudiantes desaparecidos, que involucró a instituciones poderosas y figuras políticas, incluido el aliado cercano de Peña, Tomás Zerón, el director de la Agencia de Investigación Criminal del fiscal general (AIC) - y signatario de los contratos de Pegasus.

En 26 septiembre 2014, 43 jóvenes de la escuela rural de profesores de Ayotzinapa en el estado de Guerrero fueron secuestrado por policías en connivencia con una facción criminal local. Después, el gobierno mintió repetidamente sobre los hechos de esa noche, incluyendo el participación potencial del batallón del ejército local. Finalmente se encontraron los restos de tres estudiantes., pero el resto sigue desaparecido.

En medio de un clamor creciente, El gobierno se vio obligado a aceptar una investigación internacional por parte de un equipo de expertos con estatus diplomático., conocido como GIEI. Laboratorio ciudadano, una unidad de investigación en la Universidad de Toronto, previamente reveló que un teléfono perteneciente al grupo fue atacado por Pegasus en marzo 2016, después de que GIEI condenara la injerencia del gobierno.

Los datos filtrados vistos por el proyecto Pegasus muestran que al menos otro teléfono GIEI fue seleccionado como candidato para vigilancia., así como los pertenecientes a familiares de al menos tres de las víctimas.

They include Melitón Ortega, el tío de Mauricio Ortega, de 19 años, quien se convirtió en portavoz de las familias mientras hacían campaña por la justicia. “El gobierno utilizó esta tecnología para intimidar, controlar y reprimir a las personas que exigen justicia. Es solo la última herramienta represiva utilizada por el estado para violar nuestros derechos humanos.," él dijo.

A medida que surgieron detalles sobre el papel del estado en el ataque y el encubrimiento, El director y abogado de un grupo de derechos humanos sin fines de lucro que representa a las familias de las víctimas también fueron seleccionados por las fuerzas armadas y el Cisen., el análisis de la información sugiere.

El abogado, Vidulfo Rosales, dicho: "[El Gobierno] sintió presión y comenzó una campaña de desprestigio contra los expertos, padres y representantes del GIEI ... Intentaron pinchar mis teléfonos y tergiversaron muchas conversaciones, haciéndolos públicos para desacreditar el trabajo que estábamos haciendo ”.

Nadie ha sido procesado con éxito por la desaparición de los estudiantes.

Cero, el jefe de la agencia de investigación criminal, se vio obligado a dimitir después de surgió el video de él torturando a sospechosos y GIEI lo acusó de alterar pruebas - pero pronto consiguió un nuevo trabajo como asesor de seguridad de Peña Nieto.

Bajo presión por Ayotzinapa, Peña Nieto intentó cambiar la narrativa impulsando lo que se suponía que era su política insignia: reformas educativas.

Poco después de asumir el cargo, Peña Nieto presentó un ambicioso programa para mejorar los estándares escolares y combatir la corrupción en el sindicato de maestros.

Se necesitaban desesperadamente reformas: México ocupó el último lugar en educación entre la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) los paises, pero los profesores se opusieron ampliamente a las propuestas.

The Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una rama del sindicato principal, estuvo a la vanguardia de la organización de huelgas en todo el país. A diferencia de los poderosos líderes del sindicato principal, la CNTE tenía fama de probidad, Sin embargo, el gobierno mexicano seleccionó a docenas de sus organizadores con Pegasus entre 2016 y 2017.

It is unclear how many of their phones were eventually targeted or successfully hacked but Rubén Núñez and Francisco Villalobos, union leaders from the state of Chiapas, were arrested shortly after being selected as targets in June 2016. Teachers and students set up roadblocks across several states, demanding their release.

In response the government deployed hundreds of armed police to remove unarmed protesters, which left eight people dead and more than 100 injured, incluso 35 niños.

Scores more union activists were selected until mid-2017, some of whom were also later arrested. Analysis suggests it was Cisen, part of the interior ministry, which sought to target the union activists. Núñez and Villalobos were freed, and then targeted again a few months later.

“At the time the interior ministry said that they could locate us whenever they wanted … many of my colleagues changed their numbers. We were scared for our families,” said Villalobos.

Peña Nieto’s interior minister, Miguel Ángel Osorio Chong, told the Pegasus project that during his term of office the interior ministry “never never authorised or had knowledge or information that Cisen owned or acquired the Pegasus hacking kit, and never authorised anything to do with hacking”.

Peña Nieto is believed to be living in Spain. The Guardian attempted to contact him through the PRI, his former cabinet ministers and staff, his former lawyer, the Mexican embassy in Madrid, his adult children and his girlfriend, but received no response. En 2017, he said Pegasus was being used only to fight organised crime and keep society safe, and denied that journalists or activists were targeted.

Amlo declined to comment, but has previously said that his government does not use Pegasus.

Following the launch of the Pegasus project, Shalev Hulio, the founder and chief executive of NSO, said he continued to dispute that the leaked data “has any relevance to NSO”, but added he was “very concerned” about the reports and promised to investigate them all. “We understand that in some circumstances our customers might misuse the system," él dijo.

NSO’s technology is not alone in Mexico. The country’s 15-year war on drugs has coincided with a surveillance boom in which as many as two dozen companies are believed to have sold spyware to federal and state agencies.

“No one knows how many sets of espionage equipment there are in the country, or who operates them,” said a former senior security official.

NSO secured its position at the forefront of the market thanks to support from Zerón in the attorney general’s office.

After Peña Nieto left power, Zerón was charged with offences including embezzling of $50m in state funds, forced disappearance and torture linked to the Ayotzinapa investigation. El año pasado, he fled to Israel – despite the country’s strict Covid travel ban at the time – and claimed asylum. Mexico does not have an extradition treaty with Israel, but officials say Interpol has issued an arrest warrant. Zerón denies wrongdoing and claims the charges against him are political motivated.

Billions of dollars have been spent on weaponry and surveillance equipment, supposedly to combat the drug cartels.

But the supply and demand for illegal drugs continues, and so does the violence and misery. Since the war on drugs began in 2006, más que 300,000 Mexicans have died and more than 80,000 are missing. The morgues and cemeteries are filled with tens of thousands of unidentified bodies. Almost 100 people are being murdered every day.

los comentarios están cerrados.